EL ACUERDO

El Acuerdo está disponible en todos y cada uno de los 24 idiomas de la UE haciendo clic en el enlace correspondiente del menú de idiomas.

DESCARGAR EL ACUERDO

El texto principal del Acuerdo sobre la protección de la salud de los trabajadores a través de la buena manipulación y uso de la sílice cristalina y los productos que la contienen se estructura del siguiente modo:

Artículos del 1 al 15, respectivamente: Objetivos, Ámbitos, Definiciones, Principios, Buenas Prácticas, Supervisión, Creación de informes y mejoras, el Secretariado del Consejo, Confidencialidad, Control Sanitario, Recopilación de datos para la investigación, Cambio de partes, Varios, Entrada en vigor. Están incluidos como anexos del Acuerdo los documentos siguientes:

  • Anexo 1 Buenas prácticas (Guía de buenas prácticas)
  • Anexo 2 Protocolo de control de polvo
  • Anexo 3 Formato de creación de informes
  • Anexo 4 Lista de proyectos de investigación
  • Anexo 5 Descripciones de industrias
  • Anexo 6 El Consejo: la Secretaría
  • Anexo 7 Procedimiento para la adaptación de las buenas prácticas
  • Anexo 8 Control sanitario: protocolo para la silicosis

La piedra angular del Acuerdo es un procedimiento de evaluación de riesgos de las posibles exposiciones a la sílice cristalina respirable en el lugar de trabajo, que debe realizarse regularmente para ayudar a determinar qué medidas o buenas prácticas se deben aplicar si fuera necesario para garantizar una mejora continua. El procedimiento de evaluación de riesgos se detalla en el Anexo I del Acuerdo: la Guía de buenas prácticas.

Se deriven o no sus resultados de los requisitos de la evaluación de riesgos o de las disposiciones del Acuerdo, deberán aplicarse una serie de medidas adicionales de conformidad con la legislación de la UE: supervisión de la exposición al polvo, supervisión, formación y control sanitario.

La aplicación del Acuerdo y las buenas prácticas se controlan conforme a un procedimiento específico: la creación de informes se lleva a cabo cada dos años (habiéndose iniciado en 2008) desde las instalaciones hasta a nivel del sector europeo. Este proceso permite al Consejo NEPSI bipartito formado por representantes de cada una de las asociaciones signatarias redactar un informe resumen para informar a la CE, los Estados Miembros y las autoridades responsables de salud y seguridad de la aplicación del Acuerdo.

El Acuerdo se tradujo a 20 idiomas oficiales de la UE y entró en vigor 6 meses después de su firma: el 25 de octubre de 2006. El Acuerdo sigue abierto para su firma para aquellos sectores que deseen incorporarse más adelante. Se trata de un acuerdo autónomo y, por tanto, es implementado por las partes signatarias.